El increíble rescate del olvido del avión que trajo los restos del capitán Giachino desde Malvinas

Está en pleno proceso de recuperación un avión de la Armada que cumplió diversas tareas durante la guerra de Malvinas, entre ellas la de traer al continente los restos de Pedro Giachino, el primer muerto en la recuperación de las islas. Cuarenta años después, su destino final será el Museo Nacional de Malvinas

COOLTURA 11 de febrero de 2023 CIUDAD24 CIUDAD24
EKW2RGDPBNCYBAV4CDAYXYEBTY
El Fokker F 28 MK 300 5 Tango 20 “Islas Malvinas”, fue acondicionado para cumplir funciones sanitarias y otras durante la guerra de Malvinas. Ahora, recién lavado, está listo para ser desarmado y así poder transportarlo (Museo Nacional de Malvinas)

Lo habían sumido en el olvido, frente a un hangar técnico, tapado de maleza, cubierto además por un irreconocible Tango 10, casi chatarra. El Fokker F 28 MK 300 5 Tango 20 “Islas Malvinas”, fue acondicionado para cumplir funciones sanitarias y otras durante la guerra de Malvinas. Aterrizó en las islas el mismo 2 de abril y su primera misión fue regresar al continente con el cuerpo del capitán Pedro Giachino, y también con el cabo Ernesto Urbina, herido en la acción en la que falleció el único argentino en la recuperación de las islas.

Gabriel Fioni, del Museo Nacional de Malvinas, de Oliva, Córdoba, se propuso lo imposible: que las autoridades se lo cedan, conseguir una empresa que lo desmonte para su traslado y lo volviese a armar, además de otra empresa que se encargue de transportarlo.

Lo imposible primero se transformó en factible y luego en realizable. Logró que le cedieran la máquina, luego le facilitaron las grúas y los soportes para quitarlo del lugar donde estuvo por años. Aerolíneas Argentinas se encargó de lavarlo.

Día histórico. El vuelo del Fokker el viernes 2 de abril de 1982 (Antonio Urbano)

El avión no tiene los motores y la cabina está sin el instrumental y sin los asientos. Según Fioni, está como voló en 1982: el fuselaje sin los asientos, ya que entonces operó con dos filas ubicadas delante de la puerta de carga. Habían hecho lugar para colocar camillas. Fioni ya se puso en campaña para conseguirlas.

La tripulación del vuelo del 2 de abril. De izquierda a derecha: Juan Ramón Fossati, Jorge Carrero, Carlos Guntín; luego con camperón capitán de fragata Julio Tourné, jefe de logística del Comando de Aviación Naval (que no integraba la tripulación). Siguen Rubén Gómez, Juan Schmidt y Antonio Urbano (Antonio Urbano)

La primera dificultad fue quitarlo del lugar donde estaba, junto a otros aviones. Se lo movió con el auxilio de grúas provistas por la empresa de Matías Villamayor, que lo hizo sin costo.

Para la compañía dedicada al desarme y al armado del avión le fue imposible hacerle el trabajo gratis por el alto grado de dificultad que representa la tarea. Sin embargo la empresa Aircraft Integral Solutions, referente en el mercado en este tipo de trabajos, le hizo un importante descuento.

Puerto Argentino, tal como se veía el 2 de abril desde el Fokker 28 (Antonio Urbano)

La ciudad de Oliva se ubica en el kilómetro 611 de la ruta 9, distante unos 100 kilómetros de la capital provincial. Allí funciona el Museo Nacional de Malvinas, cuya alma mater es Fioni. En sus orígenes el museo fue itinerante -entre 1995 y 2002-, luego ocupó la estación del ferrocarril y desde 2005 funciona en una réplica a escala uno a uno de una parte del Crucero General Belgrano. Desde el primer objeto con el que contó -las caponas de gala del aviador Gustavo García Cuerva, donadas por su viuda-, logró atesorar una importante colección.

En los innumerables vuelos que hizo, el avión transportó toda clase de material, desde combustible hasta bombas (Antonio Urbano)

Toda la ciudad de Oliva se movilizó para darle la bienvenida al Fokker. Del traslado se encargará la empresa Lancioni, que lo hará también sin cargo. La municipalidad local colabora con personal, maquinaria y presupuesto. Además los comercios donaron alimentos para los trabajadores que se ocuparán de montar la nave en el lugar -que ya está preparado- y hasta la parroquia ya adecuó un lugar para alojarlos.

La historia comenzó por 1979, cuando la Armada compró tres Fokker: el 5 Tango 10 para pasajeros y el 5 Tango 10 y 20, ambos con puerta de carga.

El proceso de quitarlo del lugar donde estuvo por años fue muy trabajoso (Museo Nacional de Malvinas)

El 1 de abril de 1982 se recibió la orden de alistar el F 28, una de las tres máquinas, afectada a la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil. Sin los asientos se le adosaron 18 camillas, que habían sido preparadas en el arsenal de la base. Les ordenaron dirigirse al sur, pero no les adelantaron nada más. En la base Espora, subieron dos médicos y enfermeros, y a la tarde llegaron a Río Grande.

A la una y media de la madrugada del 2 de abril los despertaron para anunciarles que se habían recuperado las Malvinas y que al día siguiente irían hacia allá para buscar a posibles heridos.

El soldado Milton Galíndez voló en ese avión. Era oriundo de Oliva, el destino final del Fokker (Museo Nacional de Malvinas)

Despegaron a las diez de la mañana. El aterrizaje demoró porque de Puerto Argentino no le daban la autorización y debieron dar unas vueltas antes de tocar tierra. De demorar un poco más, no hubieran contado con el combustible necesario para regresar.

La tripulación estaba compuesta por un comandante, un copiloto, un tercer piloto, dos mecánicos y un ayudante de mecánico. Luego del 1 de mayo, los aviones volaban con un piloto, copiloto y dos mecánicos.

En el primer vuelo del 2 de abril, comandaba la nave el capitán de corbeta Rubén Gómez junto al copiloto el teniente de navío Juan Schmidt. El mecánico era el suboficial segundo Juan Ramón Fossati, y los ayudantes mecánicos el suboficial segundo Carlos Guntín y el cabo segundo Jorge Carnero. El teniente de fragata Antonio Urbano iba en condición de tercer piloto.

El momento en que fue removido. Para facilitar la operación, debieron desmontarle la nariz (Museo Nacional de Malvinas)

Era el segundo avión que tocaba suelo malvinense en el operativo de recuperación.

Su primera misión fue la de llevar al continente el cuerpo del capitán Pedro Giachino, al que depositaron, envuelto en una bandera argentina, en una camilla. También subió el cabo Ernesto Urbina, enfermero de la patrulla de Giacchino, seriamente herido en ese mismo encuentro.

De ahí en más, realizó innumerables vuelos. A partir del 1 de mayo, cuando los británicos llegaron, los vuelos eran generalmente por la noche, volando a unos 50 metros sobre el mar, y siempre operaban atentos al radar y a la radio para evitar a los aviones enemigos. En varias oportunidades, debieron regresar a la base.

Todo era frenético. Apenas aterrizado en una pista cuyos hoyos dejados por las bombas eran rellenados con tierra y piedras, sin parar los motores abrían la compuerta de carga, y en diez o quince minutos, regresaba.

Llevaban distinto tipo de carga, desde municiones, tambores de combustible para los vehículos, hasta personal.

El destino quiso que el avión, cuando fue adquirido, fuera bautizado con el nombre de "Malvinas Argentinas" (Museo Nacional de Malvinas)

El entonces suboficial segundo aeronáutico Juan Ramón Fossati, recuerda que el último vuelo fue el 11 de junio. Había uno programado para el 14, pero no pudo ser.

En uno de los vuelos a las islas, llevó a la compañía servicios de sanidad del Regimiento 25, donde uno de sus soldados, Milton Pablo Galíndez, había nacido en Oliva, el destino final del avión.

En Malvinas, Galíndez, un estudiante de medicina, condujo una ambulancia. Cuando terminó la guerra viajó a dedo desde Colonia Sarmiento, en Chubut, a Villa María, Córdoba. En Oliva se hizo cargo de una FM y más tarde se casó, vivió en Puerto Madryn y luego volvió a su ciudad natal donde falleció el 21 de abril de 2001, tras sufrir una larga enfermedad.

El avión estuvo operativo muchos años más hasta que en 2008 fue raleado del servicio.

Aún falta recaudar tres millones de pesos, para cancelar la deuda de desarmado y armado del avión. Fioni solicita una contribución voluntaria desde mil pesos, que puede transferirse a la cuenta cuyo CBU es 0200378601000002295397 alias OSLO.ANILLO.AVISO Tel 3532401083 mail [email protected] Cada uno que contribuya, recibirá un certificado de participación.

En Oliva ya está acondicionado el lugar donde se exhibirá la máquina (Museo Nacional de Malvinas)

En ese museo, el Fokker se incorporará a una particular escuadrilla, entre los que se destacan un Augusta, un Puma, un Canberra, un Pucará, y hasta con el Dagger C415, que fue piloteado en la guerra por el primer teniente post mortem Carlos Castillo, oriundo de Oliva y único caído del II Escuadrón Aeromóvil Dagger “La Marinete”.

Los trabajos continúan. Calculan que en los próximos días, luego de 15 años sin volar, el Fokker 28 está a punto de iniciar su último viaje, que lo sacará para siempre del olvido.

Infobae

Te puede interesar
TOP

TENDENCIA DE SNEAKERS ESTE 2024

CIUDAD24
COOLTURA 01 de marzo de 2024

Hermana, si andas buscando los tenis del momento, tienes que saber que los Samba no son los únicos. Si bien sí están en la lista de tendencias, hay más modelitos en los que puedes invertir si es que no los encuentras por ningún lado. De hecho algunos son mucho más estilizados y chulos.

Lo más visto
fiesta-sorgo-5

Michlig y González presentes en la 58° edición de la “Fiesta Provincial del Sorgo y las Industrias Lácteas en Suardi

CIUDAD24
POLÍTICA 13 de mayo de 2024

El Senador Felipe Michlig, el Diputado Marcelo González y el Intendente Hugo Boscarol encabezaron este sábado el acto central de la 53° edición de la Fiesta del Sorgo y las Industrias Lácteas, realizada en la ciudad de Suardi, departamento San Cristóbal, oportunidad en la que entregaron las declaraciones de Interés legislativo de las Cámaras de Senadores y Diputados.