Ciudad24 Ciudad24

DEUS VULT

¡Oh, no mi cuerpo! Me desespero alguna vez sobre mi cuerpo, las arrugas, los ojos hinchados, las manchas en la piel. Y a veces me frustro por lo viejo que me veo en el espejo, pero no agonizo sobre ello mucho tiempo, vuelvo a ser yo.

OPINIÓN 16 de octubre de 2022 Valerio Meridio Valerio Meridio
etuetyuetyue

Te salen ojeras y te ves más desmejorado. Te das cuenta que tus mayores tenían razón. No sales entre semana y te cuesta salir el finde. Cocinas y cualquier rapaz es mas alto que vos.  Te levantas de la cama como si en vez de dormir te hubieras pasado la noche cavando zanjas. Mientras la tecnología te apalea, te hechas crema hidratante. Reflexionas sobre esa nueva moda ridícula y te das cuenta que tus ídolos son menores que vos. Zas! te tengo noticias, ¡Estas viejo!

A veces no me siento bendecido por haber vivido bastante tiempo para tener mi barba gris, o que mis experiencias se hayan grabado en surcos profundos en mi rostro. No tenia planes para esta edad, por el sencillo hecho que creía que moriría joven.

No le tengo miedo a la muerte, cuando la Parca me sonría, le devolveré una sonrisa desafiante, al menos eso es lo que ahora creo, con firmeza, sin dudas. Habiendo visto a muchos amigos queridos dejar este mundo demasiado pronto; antes de que pudieran entender siquiera lo que es perder la masa muscular, no es de extrañar que uno no se viera como un abuelo precisamente. El fracaso que pudieran tener mis hijos en la vida, eso si me da miedo. Después de todo soy del tipo que iría hasta el mismo infierno, agarraría al diablo de la cola y lo daría contra el suelo si tratara solo de mirar a mis hijos. Es que  sin duda alguna, si Dios está conmigo, ¿Quién estaría contra mí? Deus Vult, porque Dios así lo quiere.

Hijos, si, mas altos que yo, se lo ve poderosos y a punto de conquistar el mundo. Pero yo se algo, todavía me necesitan, un consejo, una aprobación, una mirada de orgullo por ellos. Así que vuelo en círculos sobre ellos, la mirada fija,   atento a picar para estar presente cuando fuera necesario, o aunque no lo fuera. ¿Y entonces? no hay duda, debo reinventarme por ellos.

Claro que reinventarse no es fácil, mientras uno medita como pasa el tiempo y le dicen señor, ya nos están llamando don. Entonces miro hacia atrás y decido que ha sido una vida excelente, ha sido un gran viaje, mereció la pena. Voy a darle una oportunidad a ese futuro incierto y cada vez más achacoso. Busco esa fuerza moral que me hizo posible vivir mis sueños y aventuras, y la aplico a lo que queda de ruta.

La vejez, decidí, es un regalo. Ahora soy, probablemente por primera vez en mi vida, la persona que siempre he querido ser. Nunca cambiaría mis amigos , mi vida maravillosa, mi familia cariñosa por un pelo menos gris o un vientre más plano. Envejeciendo me he hecho más bueno conmigo mismo y menos crítico.

Acéptalo y te amigarás contigo mismo. Yo no me regaño por comer una factura de más, tomarme dos vinos o por no hacer mi cama o por comprar algunas cosas que no necesito pero que me gusta tener en mi casa.

Pienso que me lo merezco y me doy el permiso de una extravagancia de vez en cuando. Después de todo, hay que mantenerse feliz, es lo que me permitirá volar en círculos, recuerda?

Si elijo leer o maratonear una serie hasta las 4 de la madrugada y después dormir hasta mediodía es asunto mío, genial, no? Practico mis hobbies sin días ni horarios. Cuando nadie me ve, bailo solo al son de esas notas maravillosas de varias décadas atrás, y si, al mismo tiempo, deseo aullarle a la luna, lo hago.

Ando con vestido con ropas cómodas, elijo hacerlo a pesar de la mirada de compasión de los que me miran, que dicho sea de paso ya no me hacen mella. Es que sé un secreto, ellos también se harán viejos.

Sé que, a veces, soy olvidadizo. Pero allí, otra vez, algo de la vida se puede más bien olvidar. Y al final recuerdo las cosas importantes. Es cierto también que en mi vida mi corazón a veces se ha roto, pero cómo puede tu corazón no romperse cuando pierdes a una persona querida y tu círculo de afectos se achica mientras van partiendo.

Pero ojo,  los corazones rotos son lo que nos dan elasticidad, fuerza, comprensión y compasión. Un corazón que nunca se ha roto  nunca conocerá la alegría de ser imperfecto.

Y en todo este proceso, cuando te haces viejo es más fácil ser positivo si así lo decides. Te preocupas menos por lo que piensa la gente. Te has ganado el derecho a no ser perfecto. Así pues, al final de cuentas, descubrí que me gusta ser viejo... Me ha dado la libertad.
Me gusta la persona en que me he convertido. No voy a vivir para siempre, pero mientras estoy aún aquí, no perderé el tiempo en lamentarme por lo que habría podido ser o en preocuparme por lo que será.
Comeré el postre cada día (si me da la gana).  Y el día que lo necesite, por que sea más viejo, quizás no me importara pedir ayuda, a quién está preparado para prestármela.

Y hasta aquí llego con esta introspectiva, son las 3 am, me duele la cabeza, escribí sin anteojos porque no recuerdo donde los dejé, pero que importa, soy un viejo, pero soy libre, no está del todo mal.

Te puede interesar

WRTHHHH

LA FUTURA GUERRA POR EL AGUA

Valerio Meridio
OPINIÓN 20 de octubre de 2022

El agua está llamada a ser para la geopolítica del siglo XXI lo que fue el petróleo para el siglo XX, por lo que se convertirá en motivo de grandes conflictos. El ex vicepresidente del Banco Mundial, Ismail Serageldin, predijo en 1995 que «las guerras del próximo siglo serán por el agua». Fue una afirmación audaz, basada en comportamientos humanos que han llevado a una creciente escasez de agua potable en algunas de las zonas políticas más conflictivas del mundo.

reqwtert

NUESTRO NORTE ESTÁ EN EL SUR

Valerio Meridio
OPINIÓN 15 de noviembre de 2022

Puerto San Julian, en la provincia de Santa Cruz tiene una rica y ancestral historia, allí se hizo la primera misa en lo que es hoy Argentina. Pasaron personajes históricos, buscando refugio en su bahía, como Magallanes, el pirata ingles Drake o su paisano Darwin, naturalista evolucionista. También trabajó allí para Aeroposta, Antoine de Saint-Exúpery, el autor del célebre El Principito. Y claro, como olvidar las feroces misiones de ataque de la Fuerza Aérea Argentina que en 1982 de allí partían contra el enemigo inglés. Y eso ya forma parte de la historia, ahora hablaremos del futuro.

07s26-blondes-885_j_586981a

Y tus impuestos como trabajan? si trabajan

Valerio Meridio
OPINIÓN 25 de noviembre de 2022

Los países escandinavos están conformados por 5 países, Noruega, Dinamarca, Suecia, Islandia y Finlandia. Todos con un idioma, moneda y bandera diferente. Pero con algo en común, su alta calidad de vida, desarrollo social y los impuestos. Todos ellos entre los mas altos que hayan existido en la historia del planeta.

jjtjtt

Hidrovía Paraná o de cómo seguimos perdiendo soberanía

Valerio Meridio
OPINIÓN 19 de noviembre de 2022

La hidrovía, una autopista de agua en el río Paraná. Se paga peaje por un canal de agua para grandes transportes, que Delta mediante, puedan llegar a Rosario, los puertos del norte, el río Paraguay, abarcando puertos paraguayos y brasileros, inclusive llegando a Bolivia. Tal es su importancia, que...los gringos de mandíbulas dilatadas de mascar chicle, nos miran con con un extraño brillo en su mirada, casi libidinoso.

Lo más visto

dghujfrg

Consecuencias de la Credencial de Legítimo Usuario (CLU) vencida.

Valerio Meridio
AIRE LIBRE 03 de diciembre de 2022

Mantenernos al tanto de todo lo que sale en materia legal respecto de los Legítimos Usuarios es muy importante para ponernos en alerta y dar amplia difusión. Ya quedó claro con esta resolución, que los partidos políticos mayoritarios se manejan con igual actitud. Evidentemente, los Legítimos Usuarios representan un gran peligro para "la casta política" como le llama Milei, ya que de otro modo, no se preocuparían tanto por retrasar los trámites de inscripción y renovación, buscando excusas para decomisar las armas legales.