01

EL LARGO RIFLE

Si bien la parte económica argentina no pinta nada bien, gane quien gane como presidente es seguro que nos ajustaremos aún más los calzones. Lo cual hace que los tiradores y cazadores, se nos dificulte el mantenernos "aceitados". Hoy el desafío es mantenerse amunicionados, mas que superarse a sí mismos, o quizás no, eso si somos mas mañosos y nos reinventamos, así, con intención de mantenerme en el ruedo, quise saber cuán lejos y con que precisión llega el proyectil de un calibre muy extendido, como lo es el .22 LR. Hice unas pruebas y la sorpresa...fue grande.

AIRE LIBRE 26 de octubre de 2023 Valerio Meridio Valerio Meridio
IMG_20191106_102842088
Alias la Česká: En la prueba se usó una carabina Brno en calibre .22 Largo Rifle

EL IRREFRENABLE .22 LARGO RIFLE

Si bien ya me he referido al tema del tiro y lo económico del calibre .22, desde esa nota, en la que aludí a sus bondades para diversión  asequible quemando pólvora, en el tiro de ocio y haciendo plinking, en el poco tiempo transcurrido pasó a ser una necesidad para realmente poder mantener la técnica. Así que muchachos, no es que esté muy barato el condenado calibre, pero en comparación, nos permitirá conservarnos mas o menos en forma mientras seguimos haciendo nuestra aromaterapia. Y espero  que en la próxima no me encuentre escribiendo sobre como es de buena la técnica de práctica en seco, mientras olfateamos un cartucho usado asegurado a nuestra nariz, a la vez que se nos pianta un rebelde  lagrimón nostálgico.

Atrás quedaron los tiempos en que uno podía cazar con .22.   Salías con unos proyectiles de punta hueca tras las vizcachas, y tenias a mano unas CCI por si te encontrabas con algún guazuncho, tiro libre a la memo, diría cierto mencho amigo. Hoy está acertadamente prohibido para cazar, al menos por estos lares, así como la caza del guazuncho y la caza menor por este año.

Pero...a lo que venimos. Estaba cierta tarde haciendo lo que mas nos gusta en el polígono, cuando en la conversación nos encontramos en que todos íbamos en la misma dirección con el tema del .22. Claro los mas puristas aún renegaban del pequeño (Con un cuñete de pólvora o una caja de cazadoras .308 rondando los $100.000, yo...y...viva la diversidad tiroteadora!) , pero como decía cierto viejo, de acuerdo el culo las patadas. No dimos mucha importancia a los comentarios ácidos, después de todo ese viejo tirador, el de los dichos, tenía otros, como que la mejor arma es la que puedas pagar, y yo creo que por añadidura, también lo es el calibre, antes no, pero hoy si creo que todo es cruelmente cierto.

Después de establecer que el calibre fue diseñado para un rango efectivo de 50 metros, según las cajas independientemente de su marca, advertían que podían hacer cierto daño hasta los 1500 metros. Fue una discusión obvia, mientras el mate circulaba, ya que algunos estaban disparando en la línea de 50metros, otros estábamos en la de 150metros. En mi caso particular la máxima distancia que disparé con .22 fue de 170 metros. Conduciendo a casa, decidí hacer una prueba, a ver que pasaba. Lo que sigue es lo ocurrido.

20200926_174020

Para cualquier tirador dentro de la media, disparando tranquilo, no le es difícil agrupar con una Brno a 50 metros en un polígono. Aquí fuimos dos tiradores con dos agrupaciones claramente distintas. El ojo de cada uno...

UNA REALIDAD CON PRUEBA EMPÍRICA

 Un poco de historia, para explorar los orígenes de este popular calibre, debemos remontarnos a más de un siglo de antigüedad, concretamente al año 1887, fecha en la que la compañía estadounidense “J. Stevens Arms and Tools" lanzó al mercado el primer esbozo de lo que posteriormente se convertiría en el .22 Long Rifle.  Desde sus orígenes y hasta nuestros días, la expansión del .22 LR ha sido prácticamente irrefrenable. En este sentido, este cartucho ha logrado convertirse en la munición oficial de numerosas disciplinas de tiro deportivo. Los motivos que explican esta rápida difusión y esta gran aceptación por parte de los tiradores, radican fundamentalmente en el bajo coste de cada cartucho y en su más que aceptable precisión. A estas ventajas habría que añadir otras virtudes como su escaso retroceso o su inapreciable sonido, rasgos que han acabado aupando a este calibre a la cima de lo que podría denominarse munición deportiva.

Todo esto ha hecho que muchos tiradores olviden la verdadera perspectiva de un calibre ciertamente peligroso. Y es que el .22 LR también puede matar. En este sentido, es de sobra conocido que algunas agencias de inteligencia y diversas unidades militares han utilizado el calibre .22 con cargas subsónicas y armas silenciadas para eliminar a perros guardianes o incluso vigilantes. Es más, en alguno de los últimos conflictos bélicos, los tiradores de élite han disparado con armas del calibre .22 LR en situaciones de combate urbano, donde los disparos a larga distancia carecen de sentido. Una de estas armas del calibre .22 preparadas para el uso policial o militar es el rifle ruso SV-99.

En cuanto a la munición usada, recuerde que hablamos también de economía, son Remington .22LR Thunderbolt a granel por caja de 500, las más económicas al momento. No es de las mejores agrupando,  pero son las que hoy sostienen el vicio. Después de la experiencia, me gustaría repetirla con CCI, pero mis paupérrimas arcas me lo impiden. Ya se verá...y lo haré enterar.

En cuanto al arma usada es una carabina Brno CZ, a cerrojo, la incombustible reina del calibre .22 diría un conocido. Un modelo de carabina que ha sobrevivido al paso de los años con la misma vigencia y popularidad del primer día. Se trata de la carabina mundialmente conocida por su contrastada eficacia y sus excelentes resultados en tiradas de alta precisión. Que el mundo de las armas y el tiro deportivo es un universo conservador y poco dado a los cambios, es una afirmación prácticamente incuestionable. En pocos sectores como el armero hay tanta tendencia a mantener vigente un producto que se sabe que funciona y responde a la perfección. La CZ 452 nació en la localidad checa de Uhersky Brod, cuna de la mayoría de rifles y pistolas procedentes de la firma Ceska Zbrojovka, más conocida por sus siglas CZ. En esencia, podría decirse que esta carabina es como la versión en miniatura del genial Máuser Kar 98, ya que tanto su sistema de acción de cerrojo manual, como el diseño de su culata y de su sistema de miras abiertas, están claramente inspirados en el mítico fusil de origen germano.

Otro punto de aclaración fue un bípode UTG tomado del caño, que fue todo un tema de debate, debido a el consabido latigazo que hace el caño al disparar, pero que yo intuía despreciable en esta carabina y en este calibre. La mira tampoco era de las mejores, es una económica y muy venerable Shilba Classic 6x40. Eso si, muy clara y de excelente coste beneficio, debo agregar, ya que sobradamente amortizó el gasto a través de certeros tiros y los años de uso, claro que ya acostumbrado a ella, ahí seguirá.

prueba

Blancos usados a 150 metros. Impresiones en 2 hojas tamaño A4. Los círculos tienen 5cm. Una serie con bípode y otra sin bípode. La diferencia no es apreciable.

Mientras dispare a 50 y 150 metros en el polígono no hubo problemas de ningún tipo. Ya que lo había hecho antes, y muy aceptablemente. Esto es porque se puede decir que es un ambiente controlado y distendido. El viento no sopla, ya que uno está al reparo, el tiro es cómodo, y la cantidad de clicks para compensar la distancia para el tipo de munición usado, es archi sabido y practicado. Bastante fácil diré.

Ahora, con mucha fe, me hice un blanco con dos hojas A4 apaisadas, y fuí por los 200 metros, ya fue otra historia, luego de intentarlo por tres días, el resultado fue medianamente aceptable, y paso a narrarle.

El primer día, si bien de manera empírica, pude dar con la distancia, la verdad es que el viento, si bien no demasiado fuerte, era arrachado,  las variaciones de velocidad eran amplias y se producían muy seguidas. El proyectil era afectado, pegaba a derecha o izquierda, es muy liviano, y sinceramente no supe corregirlo. Esto hacía que el blanco permaneciera incólume. Quizás fuera por las características del terreno por lo que le viento también se arremolinaba a veces. Como estaba solo, me preparé unos mates y esperé, quizás cuando baje más el sol pararía el viento. Y así fue, pude colocar de modo aceptable algún disparo, pero mi vista ya no es la de antes y la poca luminosidad no ayudaba, el blanco quedaba en la sombra y no distinguía para corregir el tiro. Decidí volver otro día, sin saber el orden de los disparos que había en el blanco, por la sombra y la distancia. Eso si, volví muy feliz, algún tiro pegue a los 200, una tarde ganada.

Otro día, con viento en calma, preparé todo y dejé listo lo que era menester, sólo para llegar y comprobar amargamente que ahí el viento no estaba en calma. No bajé, nada, volví a casa un tanto decepcionado.

La tercera vez fue un día sin viento, espectacular, salvo por don mosco, bastante molestos los zancudos chupasangre. Nada que un poco de repelente no arregle, pero la verdad que el zumbido seguía siendo molesto, hasta que te acostumbras. Habiendo retomado la calma y regulado antes la distancia, en esas condiciones meteorológicas, las verdad es que salvo algún volado, podía todavía agrupar en una hoja A4. Toda una experiencia. La verdad es que la mira y mi vista ya casi estaban al límite para este tamaño de blanco, lamenté no haberlo intentado años antes o no llevar unas CCI, otro día será. 

gsdfsgfsd

Para disparar a mas de 150 metros, fue necesario ir a un entorno menos controlado y fuera del polígono.

Para la siguiente fase, debí buscar ayuda, ya que pensaba que a 250 metros, definitivamente necesitaba, aparte de un día perfecto, alguien con algún tipo de conocimiento en Long Range, que me auxilie en los rudimentos básicos. Y ahí estaba Walter, dispuesto como siempre a dar una mano. Claro, no fue fácil encontrar el día entre la meteorología y sus obligaciones.

Una noche comenté en un asado, con gente de armas, alegre y orgulloso, los disparos que había logrado con el 22 y que pensaba hacerlo 250 metros. Una nube negra empezó a levantarse en una parte de la mesa mientras expresaba sus dudas con ácidos comentarios. Ya tenía la repuesta, con acritud e ingenio cuando me quedé congelado. Walter dijo que no serían 250, sino  300 metros. Solo atiné a decir: -Eso! habla de tus limitaciones, no de las mías, y hubo risas generales. Pero la verdad me quedé preocupado, mas vale que Walter tomara en serio el desafío, como le espeté después. Mi mira es de caza, solo tiene una cruz, ni siquiera es iluminada, no es bueno lo que se viene, mientras cavilaba, tiré el vino del vaso entre pecho y espalda.

Finalmente llegó el día y fuimos a tentar suerte. Paso  a buscarlo y veo con pavor que solo lleva un gran monóculo, al menos llevaba mi equipo de mate. Si no sale, le dije al pasar, lo intentaremos después, solo sonrió. El blanco era metálico y móvil. Si no escuchábamos el impacto, al menos lo vería moverse.

Una vez acomodados, sacó su celular, cargó las características del arma, la munición y la mira a una aplicación. Enseguida me encontraba subiendo los clicks necesarios, cuando...no me alcanzaron!

Mi pobre mira, ya le estaba pidiendo demasiado, me faltaban 3 clikcs. Para colmo de males los bastones de la mira eran mucho mas ancho que el blanco. Pero no hay mal que por bien no venga. Mira apuntando mas arriba para compensar, un poquitín a la izquierda por esa brisa, sin corregir clicks porque la intención era poder ver el blanco, fuego y...plink! al primer disparo! gran cosa esas aplicaciones y las hay de todos colores para esta línea de hobby.

En honor a la verdad erré el segundo y tercero, así como varios mas, pero la confianza que viene de haber acertado al primero es grande, a pesar de usar munición que se vende a granel. Seguramente la Classic hubiera dado la talla si hubiera disparado con CCI, hay 11 clicks de diferencia entre la Remington y la CCI en 150 metros. Lo también cierto es que cuerpo a tierra no se pudo disparar por el espejismo y algún yuyo, hubo que hacerlo desde el capot del vehículo. Hasta me sentía con confianza de darle 100 metros mas, pero debo invertir en una buena mira, lo cuál hoy no es factible.

Todo esto me ha dado gran satisfacción, sobre todo porque Nube Negra deberá pagar asado y brebaje, que como al desgano dió la razón, pero diciendo que hay quienes pegan mas lejos con 22 en Youtube, no importa, porque ahora pagará el postre so pena de ser excomulgado. También me ha dado ciertas ideas, que debo colegir y acomodar, pero que si funcionan, ya les estaré contando.

Te puede interesar
yuioyiuy

Evitando los tiros a la cabeza

Valerio Meridio
AIRE LIBRE 08 de abril de 2024

De nada sirve toda esta teoría, ni ser un tirador excepcional, si se ignora el lugar al que se le debe apuntar para matar un animal. Todos los animales tienen órganos vitales cuya destrucción le causará la muerte. Los animales “viven” en el tercio delantero de su cuerpo. Allí, en la caja torácica, están el corazón, los pulmones y los grandes vasos. Un impacto en esa zona será un cobro seguro; si fuera más atrás, siempre causará problemas: largos rastreos, gran posibilidad de perder el trofeo, sufrimiento del animal.

Lo más visto
eternos-laureles-1

Gobernador Pullaro y el Senador Michlig visitaron Ceres y particiapron de la muestra “Eternos Laureles”

CIUDAD24
ACTUALIDAD 18 de junio de 2024

Este lunes el Gobernador Maximiliano Pullaro acompañado del Senador Felipe Michlig y el diputado Marcelo González visitaron la ciudad de Ceres en donde fueron recibidos por la intendenta Alejandra Dupouy con motivo de la presentación de la muestra “Eternos Laureles”, que se desarrolló durante toda la jornada en el Liceo Municipal de Artes “Alfredo Zain”.

ewrtertyert

El juramento de muerte.

Valerio Meridio
ACTUALIDAD El sábado

La Jura de la Bandera se explicita que es uno de los actos más graves, dignos, serios, firmes y severos que existen, este acto está reservado al personal militar, que a viva voz estertórea y al unísono, de manera enérgica por todos, jura por su vida defender los colores de la Nación y todo lo que ella representa. Es un día trascendente en la vida de los militares, se trata, por lo tanto, de uno de los hitos de la formación militar. Pero este 20 de junio pasado, fué diferente en algunos lugares, distinto de alguna manera por no decir sombrío, lo menos.