01

Jorge “Nene” Juan Ternengo, con un “Tornado” en el alma

Historia de un Gran Piloto que brilló en el TC y la Mecánica Argentina F1.

COOLTURA 18 de junio de 2023 Oscar Filippi – Para: Ciudad24
Capa 01

Nacido en Cosquín (Prov. de Córdoba), un 26 de Noviembre de 1935, pero radicado desde los 9 años en la localidad santafesina de Rafaela, Jorge Ternengo tendría una vida marcada por el deporte motor. Sus inicios deportivos tuvieron lugar en el motociclismo, disciplina en la que también se desempeñaba su padre. Jorge Juan Ternengo heredó la pasión que le transmitió su padre Jorge Floreal, piloto en sus años mozos, que llegó a competir en el máximo nivel dentro de los monopostos.

Siendo un chiquilín todavía, el “Nene” se montó sobre un “Cucciolo” para despuntar el vicio y desde sus inicios en esa suerte de “bicicleta con motor”, nunca paró de crecer. Las motos, de distintas cilindradas, lo vieron ganar hasta el cansancio, tanto que sus victorias se contabilizaron por cientos.

 

FOTO ARCHIVO: En el motociclismo fue uno de los mayores exponentes de la ciudad y la región.
Sin embargo, su popularidad se cimentaría sobre la base de lo que desarrollaría años más tarde, al pasar a competir en el automovilismo.

Con la curiosidad de ir más rápido, en el año 1964 debutó profesionalmente en el automovilismo de velocidad, al participar en la categoría Fórmula 1 Mecánica Argentina, en la cual conseguiría vencer por primera vez en el año 1966, compitiendo en Villa Carlos Paz.  Después de aquel primer triunfo con el Chevrolet de ARA en la “Semana de la Velocidad” de Villa Carlos Paz, su nombre empezó a ser considerado y uno de los que lo tuvo en cuenta fue Oreste Berta, un rafaelino que era compañero de aventuras de Jorge Juan en la adolescencia y que decidió convocarlo para integrar, en 1967, el equipo oficial IKA con los Torino, junto a Eduardo Copello y Héctor Gradassi, quienes conformaron la recordada CGT, en alusión a las iniciales de los pilotos.

 

FOTO ARCHIVO: Su debut en el automovilismo se concretó en la F1 Nacional con el auto de ARA, motor Chevrolet.


Junto a sus compañeros, Ternengo sería uno de los encargados de poner en pista al nuevo producto de IKA, el Torino 380w, teniendo la responsabilidad de demostrar la capacidad de esta nueva unidad. Su labor fue más que productiva, logrando en el año de su debut dos victorias y cinco podios, lo que le valió alcanzar el 5° puesto en el campeonato.

A la par de su carrera en el Turismo Carretera, Ternengo alternaba sus participaciones con la Fórmula 1 Mecánica Argentina, donde tras su participación dentro del equipo oficial IKA, conseguiría entablar amistad con el preparador Oreste Berta, junto a quien se propusieran continuar con el legado del Torino dentro de esta categoría. Fue así que con un monoplaza desarrollado por el ingeniero cordobés y motorizado con un impulsor Tornado, comenzaría a representar a la marca del toro en el año 1967. En 1968 detendría su participación en el TC, centrándose en la F1MA, donde corrió tres carreras, ganando solo una.

Finalmente, el año 1969 sería su año de gloria. Esta temporada, Ternengo resolvería competir en Turismo Carretera y Fórmula 1 Mecánica Argentina de manera alternada. Sin embargo, tras cinco competencias decidiría centrar nuevamente sus esfuerzos en los monoplazas, consiguiendo finalmente 2 victorias y dos podios, que le terminarían significando la obtención del Campeonato Argentino de F1. De esta forma, conseguiría el que sería su único título de automovilismo a nivel nacional. Tras esta consagración, volvería a competir en el Turismo Carretera, pero en este caso convocado por el ingeniero Heriberto Pronello, para competir representando al equipo oficial Ford del TC. Su regreso, tuvo lugar en la última fecha del año 1969, siéndole confiado el nuevo desarrollo que Pronello preparara para Ford: El Halcón TC. Con el Halcón, Ternengo cerraría el año con un segundo puesto en la carrera desarrollada el 14 de diciembre de 1969, en el Autódromo de Comodoro Rivadavia.

Tras estas participaciones, continuó compitiendo en la F1MA y debutó en el año 1969 en el Sport Prototipo Argentino, categoría en la que se mantuvo hasta su desaparición en 1973. Su carrera continuaría luego en la monomarca conocida como Club Argentino de Pilotos, donde supiera pilotear una unidad Datsun 280 ZX, resolviendo finalmente retirarse en esta categoría en el año 1989. En su palmarés se contabilizan 5 victorias, 16 podios y 1 campeonato en la Fórmula 1 Mecánica Argentina y 2 victorias y 7 podios en el Turismo Carretera.

El debut de Jorge «Nene» Ternengo, se realizó en la Mecánica Argentina F1 a bordo de un Chevrolet del «Equipo ARA».


Su ciudad Rafaela:

El curvón norte del autódromo de Rafaela pasará a llamarse “Curvón Jorge Ternengo” en honor al piloto que quedó en la historia por ser uno de los precursores con el Torino. El Club Atlético Rafaela anunció que el “Curvón Norte” del mítico trazado santafesino pasará a llamarse “Curvón Jorge ‘Nene’ Ternengo” en reconocimiento a su rica trayectoria en el automovilismo nacional.

El automovilismo, se convirtió en un ícono de una de las ciudades más “fierreras” del país.

“La idea en realidad surgió a través de la Escudería Santafesina que nos había propuesto nombrar la ruta Nº10, que pasa a 25 kilómetros de Rafaela, con el nombre del Nene Ternengo. Entonces dijimos por qué no tratar de poner su nombre en el mítico autódromo de Rafaela. Lo sondeamos a él para saber si le gustaría, y con un amigo que tenemos en común nos dio el visto bueno”, nos contó Adrián Sanmartino, presidente de la subcomisión de automovilismo de Rafaela.

Su triunfo en las 500 Millas Argentinas, en el Autódromo de Rafaela en 1969.


Quedó en la historia del TC:

En el Turismo Carretera dejó su huella bien marcada porque formó parte de la famosa CGT, completada por Eduardo Copello y Héctor Gradassi, quienes conformaron el equipo oficial IKA Renault que desembarcó en la categoría con los flamantes Torino el 27 de febrero de 1967.

En total logró 2 triunfos en 53 carreras disputadas en la “máxima”: Vuelta de Bahía Blanca y Vuelta de Tres Arroyos, ambas en 1967. Además, logró 3 segundos puestos y 2 terceros. Su última participación en la categoría fue el 3 de octubre de 1971.

A su vez, durante su extensa campaña deportiva, disputó 600 carreras en motos (ganó 120). Además, participó en la F1 Mecánica Argentina (ganó las 500 Millas de Rafaela y fue campeón en el ’69) y también corrió en Sport Prototipo.

 

FOTO ARCHIVO: En el año de su debut en TC con el Torino ganó en Bahía Blanca (foto) y Tres Arroyos.
Sus mayores halagos los festejó en 1969, como piloto de la Peña R.U.E.D.A. (Rafaelinos Unidos En Deporte Automotor), la agrupación que tenía su base operativa en la esquina de General Paz y Triunvirato.

Ese año, la exitosa “sociedad”, logró imponerse en las “500 Millas Argentinas” y quedarse con el campeonato de la MAF1, cerrando una temporada fantástica e irrepetible con el Bravi-Tornado.

Hoy, el “Nene” (de casi 87 años de edad) sigue bien de cerca todo lo relacionado con la actividad que lo llevó a ocupar un lugar preponderante a lo largo de varias décadas en las dos y en las cuatro ruedas, siendo uno de los comensales infaltables en los tradicionales asados del Club de Automóviles Antiguos de Rafaela.

 

Jorge Ternengo gana las 500 millas de Rafaela (1969) DiFilm
CONSULTAS POR MATERIAL A: [email protected] – Jorge Ternengo gana la edición XXXI de las 500 millas de Rafaela, que con coches de mecánica argentina (Formula 1) organizo el club atlético en el autodromo local. El vencedor empleo para recorrer 174 vueltas al trazado de 4.624m.46 (804 km. 656,04) 3h. 47m. 21s. 8/10; su promedio ascendió a 215kph. 504 y aventajo a su mas inmediato perseguidor, Juan Carlos Salatino, por 2 vueltas. Primeros planos de los boxes. Vistas generales de un desfile en el circuito con banda musical compuesta por mujeres. Vistas generales de un desfile de carrozas en el circuito. Primeros planos de Carlos Alberto Pairetti, Eduardo Copello, Nasif Stefano, Jorge Ternengo y Héctor Luis Gradassi. Primer plano del auto (04) de Carlos Alberto Pairetti en la grilla de partida. Vistas generales de la largada. Vistas generales donde se observan corriendo los autos (10), Nº (04) de Carlos Alberto Pairetti, (16) de J. G. Salatino y (11). Primer plano en boxes de los autos (09), (11), (51) de Jorge Ternego y (16). Llegada con bajada de bandera y primer plano del ganador Jorge Ternengo. (Sin sonido) Fecha: 7/9/1969 Duración: 3 minutos 27 segundos Código del film: B-03717

Te puede interesar
macarons-de-merengue-ZXXGXZSK5BBBTL2QRTVR7KAODU

Receta de Macarons de merengue italiano

CIUDAD24
COOLTURA 20 de abril de 2024

Los macarons se pueden hacer en casa, en horno común, no hace falta horno con vector, pero sí o sí hay que mantener la temperatura a 140 grados. Llevan más o menos 20 minutos de cocción y están listos para rellenar. Eso es lo que explica Lorena Malamud, pastelera emprendedora de la escuela de pastelería Ojalá Te Enamores.

TOP

¿CÓMO HACER UN GEL NATURAL PARA TU CABELLO?

CIUDAD24
COOLTURA 10 de abril de 2024

El fijador para el cabello es uno de los productos con más químicos nocivos para el cuerpo humano. Así que si tú estás en esta fase de ser más consciente con lo que pones en tu cuerpo, hermane, tu gel también necesitas cambiarlo. Pero tranqui que te va a encantar porque es mega fácil hacer uno, súper económico y además mega efectivo.

Lo más visto
eternos-laureles-1

Gobernador Pullaro y el Senador Michlig visitaron Ceres y particiapron de la muestra “Eternos Laureles”

CIUDAD24
ACTUALIDAD 18 de junio de 2024

Este lunes el Gobernador Maximiliano Pullaro acompañado del Senador Felipe Michlig y el diputado Marcelo González visitaron la ciudad de Ceres en donde fueron recibidos por la intendenta Alejandra Dupouy con motivo de la presentación de la muestra “Eternos Laureles”, que se desarrolló durante toda la jornada en el Liceo Municipal de Artes “Alfredo Zain”.

ewrtertyert

El juramento de muerte.

Valerio Meridio
ACTUALIDAD El sábado

La Jura de la Bandera se explicita que es uno de los actos más graves, dignos, serios, firmes y severos que existen, este acto está reservado al personal militar, que a viva voz estertórea y al unísono, de manera enérgica por todos, jura por su vida defender los colores de la Nación y todo lo que ella representa. Es un día trascendente en la vida de los militares, se trata, por lo tanto, de uno de los hitos de la formación militar. Pero este 20 de junio pasado, fué diferente en algunos lugares, distinto de alguna manera por no decir sombrío, lo menos.