Ciudad24 Ciudad24

Agustina Imvinkelried, el femicidio que conmovió a Esperanza y a todo un país

Agustina Imvinkelried desapareció el domingo 13 de enero de 2019, después de ir a bailar. La buscaron sus padres, sus vecinos y sus amigos, pero encontraron su cuerpo en un zanjón, tapado con bolsas de basura. Su asesino, Pablo Trionfini, se ahorcó cuando lo acorraló la Policía.

POLICIALES 14 de noviembre de 2022 CIUDAD24 CIUDAD24
agustina-imvinkelried-1jpg

Agustina Imvinkelried había salido de bailar de la disco Teos, en Esperanza, el domingo 13 de enero de 2019. Ya había amanecido. Compró unas papas fritas en un carribar cercano, saludó a una conocida y caminó hacia la casa de una amiga donde iba a dormir. Nunca llegó. Un hombre detuvo violentamente sus 17 años de vida, destrozando para siempre a una familia y causando una profunda conmoción en la región y en el país.

Pasado el mediodía de ese domingo, la imagen de Agustina con los pedidos de información circulaba en todos los chats de WhatsApp de Esperanza. La denuncia de los padres fue inmediata. No era costumbre que no conteste su celular y tampoco que no avise qué iba a hacer. La desesperación y la necesidad de encontrarla hizo que se activen los resortes investigativos oficiales y paralelos, ya que familiares y amigos también comenzaron a moverse por la ciudad en búsqueda de un dato, una prueba, una imagen. Un registro tenía que haber.

Sin embargo, lo trascendente (y dramático) del inicio investigativo tuvo que ver con los testigos. A la salida del boliche, Agustina había sido vista por un amigo y un empleado de una estación de servicio, hablando con un hombre, robusto, a bordo de un Renault 21 color gris. Allí fueron determinantes las cámaras de seguridad. Pues, ya en la tarde de aquel domingo que fue vista por última vez Agustina, la fiscal María Laura Urquiza pudo contar con los datos certeros sobre el propietario del vehículo. Los familiares y amigos también lo supieron y no dudaron en ir hasta el lugar.

El femicidio de Agustina Imvinkelried movilizó a toda la ciudad de Esperanza.

Esa información detallaba que el vehículo estaba a nombre de Pablo Trionfini, un empleado municipal que vivía en la intersección de las calles Stein y Uruguay, a 300 metros del boliche Teo´s. La policía rodeó la manzana para evitar una posible fuga del sospechoso que, al verse acorralado, se ahorcó en el garaje de su casa. Su decisión lo incriminó directamente en el caso y aceleró la realidad a la peor hipótesis.

 Los investigadores comenzaron a pedir el testimonio de vecinos para recrear las últimas horas del sospechoso. “A mí me vino a pedir una pala de punta. Me dijo que era para sacar lombrices porque quería ir a pescar. Volvió a los 30 minutos y me dijo que la tierra estaba muy dura. Cuando se iba me dijo: ´Bueno, te dejo, porque no sé si nos vamos a volver a ver´”, contó uno de los vecinos.

La casa de Pablo Trionfini está a menos de 500 metros del lugar en el que encontraron el cuerpo de Agustina Imvinkelried.

Aquel registro fílmico de Agustina a la salida del boliche, yendo a comprar unas papas fritas a un carribar y caminando para irse a dormir a la casa de una amiga fue lo último que esta adolescente de tan solo 17 años iba a hacer en su vida. El cuerpo fue encontrado al costado de un camino de tierra, en una especie de zanjón, tapado con bolsas de basura, en un descampado, en un punto medio entre el boliche y la casa de Tronfini. Esto ocurrió el lunes 14 de enero de 2019.

 La investigación, caratulada como femicidio, daría cuenta de que Agustina se defendió de un ataque sexual. En el cuerpo de la adolescente, en sus pulmones había restos de tierra, por lo que se cree que, en momento en el que el asesino intentó esconder el cadáver, Agustina estaba con vida. El informe confirmó que murió 24 horas antes que el momento en el que se encontró el cuerpo.

En este lugar encontraron el cuerpo de Agustina Imvinkelried.

El mismo análisis forense se realizó sobre el cuerpo de Pablo Trionfini: presentaba golpes -coincidentes con tacos- en sus piernas, indicios del intento de defensa de la víctima.

 El martes, el cortejo fúnebre que trasladó los restos de Agustina hacia el cementerio fue acompañado por aplausos de los esperancinos que salían a la puerta de su casa, consternados, a despedir a la adolescente y a solidarizarse con los padres.

Cientos de personas participaron del entierro de Agustina Imvinkelried en Esperanza.

El miércoles 16 de enero de 2019, hubo una multitudinaria concentración en la Basílica de la Natividad de la Santísima Virgen. Con velas y en silencio. Un silencio suficiente como para que se escuche el dolor de toda una comunidad.

Te puede interesar

Lo más visto

bullying-1

Se presentó en San Guillermo y Ambrosetti la obra teatral “Imparable” que aborda la problemática del “bullying”

CIUDAD24
POLÍTICA 01 de diciembre de 2022

En el marco del “Programa Departamental Cultural” -impulsado por el Senador Felipe Michlig y el Diputado Marcelo González- se presentó en San Guillermo y Ambrosetti la obra teatral “Imparable” que aborda la problemática del “bullying”, contando con una amplia concurrencia de público, particularmente alumnos de Nivel Primario de 6° y 7° grado y del Nivel Secundario de 1° a 3° año.

dghujfrg

Consecuencias de la Credencial de Legítimo Usuario (CLU) vencida.

Valerio Meridio
AIRE LIBRE 03 de diciembre de 2022

Mantenernos al tanto de todo lo que sale en materia legal respecto de los Legítimos Usuarios es muy importante para ponernos en alerta y dar amplia difusión. Ya quedó claro con esta resolución, que los partidos políticos mayoritarios se manejan con igual actitud. Evidentemente, los Legítimos Usuarios representan un gran peligro para "la casta política" como le llama Milei, ya que de otro modo, no se preocuparían tanto por retrasar los trámites de inscripción y renovación, buscando excusas para decomisar las armas legales.