El calvario santafesino

Contra lo que nos quieren hacer creer, esta guerra no está perdida

OPINIÓN 23 de junio de 2022 Patricia Bullrich
K3M5R2HIHBDFVMGG42OE7N5RYA
Solo en Santa Fe, hasta la primera semana de mayo, hubo casi 150 homicidios en 125 días

Millones de santafesinos se están acostumbrando a la amarga experiencia de no saber en qué momento la violencia criminal puede transformar sus vidas de forma brutal.

Cada discurso político que se intenta resulta tan cruel como ridículo ante esa incertidumbre que corroe, a veces, hasta las ganas de vivir.

Rosario, desgraciadamente, se ha convertido en el paradigma de ese quiebre fatal en la vida de los argentinos, pero no es el único conglomerado urbano donde se vive en ese infierno cotidiano.

Hemos llegado al punto en que el crimen organizado controla la vida social en amplias zonas urbanas. Hemos llegado a la humillación de aceptar que los ciudadanos honrados deben limitar sus salidas a la calle por miedo a que la violencia criminal los hiera o los mate.

Entre 2015 y 2019 intentamos restaurar el pleno Imperio de la Ley, porque creemos que esa es la única garantía de respeto de los derechos de los ciudadanos.

Desafortunadamente, en los últimos 30 meses, nos están llevando a los argentinos a desandar ese camino.

La nefasta combinación de un gobierno nacional inepto, cuando no, cómplice con una Justicia corrompida por los criminales o por las falacias ideológicas del garantismo, nos está entregando a los argentinos inermes a las manos del crimen organizado.

Este renacimiento del poder social y político de los delincuentes implica una fase superior en el desarrollo de ese cáncer social. Ahora tratan de someter por la corrupción o por el miedo a los bolsones de resistencia ciudadana que quedan en la Justicia y en las Fuerzas de Seguridad, mientras buscan instalar la certeza social de que la lucha por restaurar el poder del Imperio de la Ley está perdida.

La realidad santafesina de estos días nos devuelve la imagen de las bandas criminales atacando a ciudadanos comunes solamente para establecer su propio poder en las calles. Hasta la primera semana de mayo hubo casi 150 homicidios en 125 días. Hay fiscales y jueces amenazados y un desborde generalizado en toda la trama urbana con una fuerza policial que está prácticamente ausente.

Todo esto no es casual. La ausencia de un liderazgo político decidido a demostrar en la vida diaria que “el que las hace las paga”, dejó paso a funcionarios cómplices de los delincuentes que, por soberbia (por error o por omisión, o por la suma de todos esos factores), permitieron el retorno de los demonios criminales a la vida cotidiana de los santafesinos.

Contra lo que nos quieren hacer creer, esta guerra no está perdida.

Solo hace falta un fuerte liderazgo político decidido a ganar esta guerra sostenido por un gobierno nacional que piense más en defender a las víctimas que a los victimarios.

Es necesario instalar en la provincia de Santa Fe, otra vez, un comando unificado de las fuerzas federales que sea capaz de aplicar un plan inteligente de intervención para derrotar el crimen organizado en todos los niveles.

Y es imprescindible ir a fondo para cortar todos los vínculos que aún mantiene el crimen organizado con los políticos, con la fracción corrupta de la Justicia y con las estructuras policiales que hasta ahora controlan los delincuentes.

No es sencillo pero es posible. Con un sistema que combine en un plan articulado una inteligencia criminal proactiva, unas fuerzas de seguridad eficaces y limpias de corrupción, y unas autoridades judiciales comprometidas con el objetivo de mejorar realmente la vida de los ciudadanos.

Te puede interesar
kjdnlñkfñl

Crónica de una traición

Valerio Meridio
OPINIÓN 10 de febrero de 2024

Habiendo pasado un tiempo desde la caída de la Ley Bases, comienza a clarificarse las causas de esta acción. Los actores que lo hicieron posible quedan al descubierto tanto como el porqué de su negativa a la ley. La defensa de los intereses propios antes que los del pueblo los hace infames, despreciables... deleznables lo menos. Esta crónica expone la elección de seguir siendo siempre gobernados por el miembro más fuerte, astuto y sin escrúpulos de entre todos de tal clan político y su ejército de esbirros vasallos, de distinta bandera pero que accionan donde se les indica, todo un jefe tribal. Y ud. mi amigo, que es de los últimos conas de lanza, del fondo de la tribu, y tiene las flechas contadas, o de los cada vez mas sin flechas, pero viendo al capitanejo de la tribu darse la gran vida, atendido por sus chinas, en detrimento de su gente. Pero si como buen cona pampa quiere lo mejor para su tribu, el entrevero será bravo, el capitanejo no querrá perder sus privilegios. Sepa ud., mi amigo, que estamos en condiciones de avanzar hacia una Argentina nueva, pero no será fácil.

asdfasfasdfasdf

El paro de hoy

Valerio Meridio
OPINIÓN 23 de enero de 2024

Sin dudas el paro declarado por la CGT para el día de hoy, carece de toda equidad. En un primer momento lo anunciaron por un tema económico, luego mutó hacia una protesta contra los DNU y el paquete de leyes enviados al Congreso. En la calle impera un sentimiento de haber sido siempre engañados por los gremios, ya que adivinan que estos están a punto de perder sus privilegios y por ello es toda esta movida. Con micros que se dirigen a desde el interior del país a la Capital Federal, la marcha deberá, según los planes de la CGT, ser grandiosa y parece que no lo será si sólo son los de Buenos Aires.

Lo más visto
TOP

TENDENCIA DE SNEAKERS ESTE 2024

CIUDAD24
COOLTURA El viernes

Hermana, si andas buscando los tenis del momento, tienes que saber que los Samba no son los únicos. Si bien sí están en la lista de tendencias, hay más modelitos en los que puedes invertir si es que no los encuentras por ningún lado. De hecho algunos son mucho más estilizados y chulos.