Ciudad24 Ciudad24

00000000

1982 CARTAS DE GUERRA

“Perdón por la letra papá, pero tengo las manos congeladas”, se lee en una. "Disculpen la letra pero estoy de guardia, y casi no tengo luz, ni dónde apoyar para escribir". “Mandame chocolates por favor, hace frío”. "La carta de Julio no me llegó, y me imagino que va a tardar mucho, ya que las retienen porque las leen y las censuran". "Aquí el problema no son los ingleses sino la monotonía de todos los días, comer una sola vez por día, dormir en un pozo húmedo". "Hoy a los ingleses los echamos por tercera vez".

ACTUALIDAD 11 de abril de 2022 Valerio Meridio Valerio Meridio
mnghd
La carta del My Falconier despidiéndose de su familia

Cumpleaños en Georgias

jlllll
En navegación, 13 de abril de 1982

Querida mamá: al recibir esta carta, quiero que sepas que estoy bien, y espero que así estén ustedes por allá. Hoy es martes, y es un día de decisión en este buque, que no lo aguanto más. Si nos vamos para Buenos Aires o tenemos que seguir navegando, espero que dios quiera no sea así. Son las 4 y 10 de la mañana, estamos navegando para Puerto Belgrano. Tengo mil cosas para contarles a todos, cosas que nunca pensé que las podía ver, o tener que pasar. 

Les voy a contar de los lugares que pudimos ver. Después de haber recorrido toda la Antártida, Georgias del Sur, Islas Malvinas, muy cerca de Puerto Rivero, Puerto Deseado cerca de la isla Picton, el canal de Beagle, Ushuaia, ya saben, ahora en Puerto Belgrano, de ese lugar les voy a contar personalmente. 

Lo que sí les voy a contar es algo de las Georgias, fue ahí donde pasé mi cumpleaños. La pasé bien porque no se trabajó, estábamos esperando el momento de tomar isla Greenpicken, que era donde estaban los ingleses que ahora están a bordo. No me pudieron festejar mi cumpleaños por ese problema, porque todos los que cumplen años se lo festejan. Me dijeron que más adelante me lo iban a hacer. Otro día, pero parece se olvidaron. No importa, el saludo del 2 de abril me lo dio Segovia. 

Lo que quiero es volver, ya hace 110 días que no los veo. Siguiendo con el día de mi cumple, los únicos regalos que tuve fue un vaso de Coca Cola y que hayamos tomado las islas Malvinas. Después siguió el día transcurriendo normal, estuve en la cocina, que fue donde hice helado para la tropa con una máquina, lo pasé ahí a la tarde y tomé mate.  

Los quiero,

Pino

A Pedro "Pino" Gardella le tocó hacer el servicio militar en el buque hospital Ara Bahía Paraíso en 1982, que pasó a ser de la Cruz Roja durante la guerra, recibiendo soldados heridos tanto argentinos como ingleses.

La carta que llegó varios meses después

klñ

Islas Malvinas 8 – 6 – 82
Estimada familia:

Les escribo estas líneas para decirles que me encuentro perfectamente bien, espero que ustedes también lo estén y que tengan mucha fe y confianza. Por mi parte no hay grandes variantes.
Disculpen la demora en escribir, pero en estos días se nos hace un poco más difícil entregar las cartas.
Las últimas noticias que tengo de ustedes es un telegrama que recibí de Mary.
Hace unos cuantos días que no mando telegramas porque no pude ir hasta el pueblo.
Esta carta la escribo a la ligera porque tengo que entregarla, pero igualmente no tengo muchas cosas nuevas para contarles.
Muchos saludos para Angelita, Miguel, Javi, Doña Amalia y para todos.
Espero que papi y mami estén tranquilos y se cuiden. Saludos para Mario y la madre, cariños para toda la familia.
Avísenle a Mary que estoy bien, y que junto con esta va una carta para ella.
Les mando un fuerte abrazo y un beso grande para todos. Chau…

 Antonio Reda 

Dios ha dispuesto que muera en Malvinas cumpliendo con mi misión

rttkl

Antes de partir hacia Malvinas, escribió dos cartas. Fue el 27 de marzo de 1982. Lo hizo con trazo firme y mucha emoción. Guardó las cartas en dos sobres y le pidió a un soldado que si él no volvía se las hiciera llegar a sus seres queridos. Fueron su despedida para la mujer que amaba -Marta Beatriz López, fallecida en 2011, y a quien conocía desde la infancia- y para su padre, Roberto Néstor Estévez, a quien admiraba y seguía como ejemplo de vida. El joven oficial sabía que iba a morir en las islas.

A su novia le pidió que lo recordara con alegría, y le escribió: "Mi niña hermosa: Cuando leas estas líneas yo estaré ante Dios, Nuestro Señor, rindiendo cuenta de mis actos. Lo haré como consecuencia de haber entregado mi vida, como es un honor para el Soldado: en el cumplimiento de la misión (…). Para vos, que sos niña aún, la vida continúa y eso es inexorable razón por la cual no te debes cerrar a la posibilidad de encontrar otra vez el amor. Y ahora el último abrazo. No te olvides nunca de rezar por mí. Recordá que es Dios, Nuestro Padre, quien así lo ha querido. Te amo por siempre".

Las cartas para el teniente siempre fueron muy importantes en su vida. Eran un acto de amor, de entrega. Tanto que su cuerpo fue identificado por la gran cantidad de cartas que tenía en los bolsillos de su uniforme. Los ingleses lo anotaron ese detalle: "id by letters" (Identificado por sus cartas)

A su padre le dejó una carta que es un legado de honor, coraje, y entereza. Palabras emocionadas que definen la breve e intensa vida de un héroe.

Querido papá,

Cuando recibas esta carta yo ya estaré rindiendo cuentas de mis acciones a Dios Nuestro Señor.

Él, que sabe lo que hace, así lo ha dispuesto: que muera en cumplimiento de mi misión. Pero fijate vos, ¡que misión! ¿no es cierto?

¿Te acordás cuando era chico y hacía planes, diseñaba vehículos y armas, todos destinados a recuperar las islas Malvinas y restaurar en ellas Nuestra Soberanía?

Dios, que es un Padre Generoso ha querido que éste, su hijo, totalmente carente de méritos, viva esta experiencia única y deje su vida en ofrenda a nuestra Patria.

Lo único que a todos quiero pedirles es:

1) que restauren una sincera unidad en la familia bajo la Cruz de Cristo.
2) que me recuerden con alegría y no que mi evocación sea la apertura a la tristeza y, muy importante.
3) que recen por mí.

Papá, hay cosas que, en un día cualquiera, no se dicen entre hombres pero que hoy debo decírtelas: Gracias por tenerte como modelo de bien nacido; gracias por creer en el honor; gracias por tener tu apellido; gracias por ser católico, argentino e hijo de sangre española; gracias por ser soldado, gracias a Dios por ser como soy y que es el fruto de ese hogar donde vos sos el pilar

Hasta el reencuentro, si Dios lo permite.
Un fuerte abrazo.
Dios y Patria ¡O muerte!

Roberto

Roberto Néstor Estévez cayó en la negra turba de Malvinas y se convirtió en héroe. Había nacido en la tierra colorada de Posadas, Misiones, el 24 de febrero de 1957, y era el séptimo de nueve hermanos.

 

Su padre no los abandona, dio su vida por los demás

fkuy

Cumplió una arriesgada misión con el Escuadrón Fénix. Fue derribado por un misil inglés. Dejó dos cartas para su mujer y sus hijos que fueron una herencia de valores, coraje y Fe.

El capellán de la Fuerza Aérea llegó al Edificio Alas para anunciar la trágica noticia. María Alejandra, de solo siete años, ya había entendido, avanzada la guerra, que esa figura vestida con una sotana negra parada en el umbral de su puerta solo iba a traer lágrimas. Lo había visto antes con otras familias. Y ella no quería escuchar que su papá había muerto en la guerra. "No, no, no", le dijo y golpeó al padre Roque Puyelli con sus pequeños puños cerrados, llena de dolor e impotencia. Quiso empujarlo fuera de su casa. "No le vas a decir nada a mi mamá… ella está esperando un bebé", insistió entre lágrimas.

La misión del Escuadrón Fénix era extremadamente peligrosa: realizar maniobras de engaño y confusión sobre la Bahía de San Carlos para distraer a las Patrullas Aéreas de Combate (PAC) británicas, atrayéndolas hacia su avión para facilitar la aproximación de los pilotos de combate argentinos que iban a atacar a la flota inglesa. Todos los tripulantes eran voluntarios por el riesgo de la acción.

El piloto dejó cuatro hijos -María Alejandra "Mononi" de 7 años, Juan José "Ñequi" de 6, Eduardo de 2, María de los Ángeles de 1- y uno en camino: su mujer, Claudia (26), estaba embarazada de María Belén.

A Ñequi y Mononi:

Su padre no los abandona, simplemente dio su vida por los demás, por ustedes y vuestros hijos… y los que hereden mi PATRIA.

Les va a faltar mi compañía y mis consejos, pero les dejo la mejor compañía y el más sabio consejero, a DIOS; aférrense a ÉL, sientan que lo aman hasta que les estalle el pecho de alegría, y amen limpiamente, que es la única forma de vivir la "buena vida", y cada vez que luchen para no dejarse tentar, para no alejarse de ÉL, para no aflojar. Yo estaré junto a ustedes, codo a codo aferrando el amor.

Sean una "familia", respetando y amando a mamá aunque le vean errores, sean siempre solo "uno", siempre unidos.

Les dejo el apellido: Falconier para que lo lleven con orgullo y dignifiquen, no con dinero ni bienes materiales, sino con cultura, con amor, con belleza de las almas limpias, siendo cada vez más hombre y menos "animal" y por sobre todo enfrentando a la vida con la "verdad", asumiendo responsabilidades aunque les "cueste" sufrir sinsabores, o la vida misma.

Les dejo:

– Muy poco en el orden material,
– un apellido: "Falconier", y
– a DIOS (ante quien todo lo demás no importa)

Papá

Para que mis hijos lo lean desde jóvenes y hasta que sean viejos, porque a medida que pasen los años, adquieran experiencia, o tengan hijos, le irán encontrando nuevo y más significado a estas palabras que escribí con amor de padre.

Te puede interesar

Lo más visto

_21_max-5-camo-wallpaper_Camo-Patterns-Realtree-Camo

SUARDI: Un hombre muere tras gresca con un policía

CIUDAD24
POLICIALES 01 de octubre de 2022

El trágico suceso se registró en la madrugada del sábado, alrededor de las 3 hs. frente a una plaza. Fue en el marco de una pelea entre un el efectivo policial y otro hombre que lo habría agredido con un hierro. La víctima fue identificada como Carlos Coletti de 37 años.